top of page

Factores de crecimiento: qué son y para qué se utilizan

El futuro no envejece. Este es el claim de la nueva línea Em'age que presenta Philip Martin's. Una línea que es fruto de la Cosgenética, la Cosmetología que engloba la Genética y los últimos descubrimientos en el campo médico.

Los factores de crecimiento incluidos en la línea Em'age de Philip Martin estimulan la proliferación de los queratinocitos. De 2.000 células en cuatro días pasaron a 11.000. El Instituto también ha comprobado que se curan los traumatismos.


Em'age es la línea divisoria entre lo que era ayer y lo que es hoy: el fruto de la investigación es ahora tangible en una línea de productos que actúa regenerando.

En una emisión en directo el pasado miércoles en la página de Facebook de Philip Martin https://fb.watch/41Hu_8nyjN/ , el jefe de ventas Valentino Meneghini entrevistó al Dr. Claudio Toniolo, cirujano plástico, médico estético e investigador en técnicas operatorias y cosméticas.


La entrevista con el Dr. Toniolo

"Le admiro", introdujo Meneghini, "porque un médico tiene todas las herramientas en su mano para eliminar las imperfecciones, tiene muchas armas para conseguir sus objetivos. En cosmética soñamos con ellos, pero cuando conocí al Dr. Toniolo me quedé asombrado porque me dijo que quería hacer algo menos invasivo".

Philip Martin's creó con el Dr. Toniolo la línea Em'age para rostro, cuello, escote y ojos. Mientras Philip Martin's buscaba principios activos coadyuvantes, en su lugar se introdujeron factores de crecimiento.


Factores de crecimiento

Los factores de crecimiento, explicó el Dr. Toniolo, nacieron hace 20 años en el laboratorio a partir de necesidades médicas: primero ponían vitaminas y minerales para que las células volvieran a crecer, pero no servían de nada. Entonces a alguien se le ocurrió poner suero sanguíneo: mágicamente las células empezaron a multiplicarse, a proliferar. Así se descubrió que había factores de crecimiento en el suero. Con el paso de los años y la continuación de las investigaciones, los factores de crecimiento fueron adquiriendo cada vez más importancia en el campo de la medicina, y ahora ha llegado el momento de que lo hagan también en el de la cosmética.


¿Qué son los factores de crecimiento?

Los factores de crecimiento son proteínas muy pequeñas: secuencias de aminoácidos que se juntan, no más de 50 a la vez. Los fragmentos de proteínas sirven para proliferar, diferenciarse y estimular a la célula para que produzca determinadas sustancias: en el caso de los cosméticos, sirven para estimular el colágeno, el ácido hialurónico, la elastina. La eritropoyetina también es un factor de crecimiento: Pantani la utilizó para aumentar los glóbulos rojos.

Con la edad, los factores de crecimiento se ralentizan. Mientras se es joven se tienen muchos, luego algunos mueren, otros se duermen: así es como se ralentiza la actividad celular. Sin embargo, en cuanto se aplican factores de crecimiento, las células se despiertan y vuelven a funcionar.

En el ámbito médico, los factores de crecimiento también han pasado a ser esenciales para mejorar la estética de las cicatrices: los fibroblastos migran al lugar de la herida y cicatrizan con menos impacto.


Cómo administrar factores de crecimiento en la dermis

Los factores de crecimiento utilizados por Philip Martin's, explicó el Dr. Toniolo, son muy pequeños, con un peso molecular muy bajo. El secreto está en el diámetro: el de los factores de crecimiento es menor que el de los poros que forman la dermis. Encerrados en microesferas, que se miden en nanómetros, atraviesan los poros y llegan al sistema vascular. Son claves específicas para cualquier célula, que gracias a una atracción polar son captadas por el citoplasma y pasan al ADN.


¿Cuáles son las imperfecciones que se "atacan"?

Con Em'age, explicó el Dr. Toniolo, las arrugas profundas mejoran un 60% y, en el caso del Filler, los efectos se prolongan 8 meses. El efecto lifting y Botox-like, por su parte, mejoran las pequeñas arrugas y rellenan todo el rostro. La mejora de las manchas y del perfil de la mandíbula y la recuperación de la elasticidad se notan inmediatamente.


¿A qué edad se debe empezar a utilizar factores de crecimiento?

A partir de los 30 años, como prevención, una vez al día. Sin embargo, a medida que aumenta la edad, las aplicaciones deben aumentarse al menos a dos veces al día. Los factores de crecimiento actúan un cuarto de hora después de la aplicación.


¿Cómo amplificar los efectos de los factores de crecimiento?

La termoforesis, con la máquina TM32, acelera aún más la regeneración. El tratamiento en la cabina Em'age proporciona los efectos deseados de forma inmediata, desde la primera cita. Gracias a los principios activos calmantes y antiinflamatorios, después del tratamiento el aspecto es inmediatamente agradable y la belleza triunfa.



Comentarios


bottom of page